Proyectos Becas GAES

Christian Mendez

Proyectos Becas GAES

Proyectos Becas GAES

Christian Mendez

Christian Mendez

Christian Mendez

El deporte siempre ha formado parte de su vida desde muy pequeño. Jugaba al fútbol pero practicaba y probaba muchos otros deportes. En el 2002, debutó en el Triatlón y se enganchó. Ha competido en todas las distancias tanto en Duatlón como en Triatlón. Ha disputado desde pruebas populares hasta pruebas Internacionales, llegando a dos Campeonatos de Europa en Grupos de Edad. Hasta que una desgracia familiar se cruzó en su vida y la cambió para siempre. En 2009 perdió a su hermano pequeño y por él empezó todo. Sus retos como homenaje hacia él han ido a más y siempre colaborando o ayudando a alguien. Hoy en día es Atleta de Ultrafondo. Su sueño es ser Finisher en el Mundial Ultraman de Hawaii. Para lograrlo, tiene que acabar de los 10 primeros en Canadá. Pero no se acaba ahí, sus sueños empiezan cada vez que abre los ojos y acabaran cuando los cierre para siempre.

ULTRAMAN POR UNA VIDA

Cada año, Christian realiza retos y eventos deportivos con carácter solidario. Este año le han nombrado Embajador Deportivo de la ONG BAHATI. Se dedican a los proyectos médicos de cooperación y desarrollo, llevando ecógrafos a África para que se puedan hacer los seguimientos de embarazos y evitar tantas muertes de madres y bebés. Suu reto personal es el Ultraman de Canadá y representará a esta ONG en la competición. A lo largo del año, hace Masters de Ciclo Indoor donde 30 minutos antes dan a conocer la labor de la ONG. El Ultraman son 3 dias: DIA 1: 10KM DE NADO + 145 KM DE BICI DIA 2: 275 KM DE BICI DIA 3: 84 KM DE RUNNING

ULTRAMAN POR UNA VIDA
Finisher y...

Finisher y...

 

 Agradecer el gran trabajo de mi equipo Joan Benach, Judith Lluent y Eli Cuello, hiceron un gran esfuerzo y si ellos, el resultado no hubiera sido el mismo. Mil gracias por el apoyo recibido, era genial leer los mensajes que me llegaban.

Ahora, Road To Kona!!

 

 

Lunes 4 de Agosto (Stage 3. 84,3 km Run)

El cambiar de hotel y de cama no me fue nada bien, ya me había acostumbrado a la del Hotel de Pencticton y no pude dormir bien. Los mosquitos me hicieron compañía durante la noche y me dejaron fino.

El despertar no fue tan dramático como esperaba, las piernas estaban cargadas pero me sentía bien y eso me daba ánimos. Desayunamos en un hotel con los otros atletas y para la salida del Stage 3.

Otro día soleado pero con frío, la brisa venía helada y junto con los nervios, los escalofríos no conseguía pararlos. Era el último día y se notaba, risas, fotos y charlas con atletas y miembros de la organización, equipos, etc? Después de la revisión médica que nos hacían antes y después de cada etapa, nos colocamos en línea de salida. Cuenta atrás y el último bocinazo! Sabía cómo tenía que correr, Joan me lo había hecho grabar a fuego y el equipo estaba preparado para su día más duro. No sólo era darme avituallamiento, tenían que mantenerme motivado, correr conmigo y casi no separarse de mí.

La salida fue más rápida de lo esperado, el primero atacó nada más salir y se fue. Adrian, al que le llevaba 20 minutos, también se la jugó y salió fuerte desde el principio. Yo me quedé en un grupito con el resto de rivales directos, iba cómodo y tranquilo, era justamente mi ritmo. Pese a ir charlando y demás, me sentía controlado y una vez pasada la primera media maratón, empezó el Rock & Roll. El segundo Clasificado, aumentó el ritmo y se rompió el grupo, se había estirado y empezaban a marcarse las primeras diferencias. Al paso de esa primera media, iba el 10º y ya a unos minutos de la cabeza, que iba muy fuerte pero quedaba mucho, yo me decía a mi mismo que tranquilo y paso a paso.

Llegando a la primera Maratón paso 6º en un tiempo de 4h04m, el calor ya apretaba y mi equipo empezaba a trabajar de lo lindo. Todo muy calculado y bien planificado. Agua constante y los demás cuando tocaba. Joan ya había corrido a mi lado unos cuantos kilómetros y las chicas, Eli y Judith, empezaban a preparase. Km 47, me siento bien, fuerte y se mantienen las buenas sensaciones, no me creo lo bien que voy pero no me vengo muy arriba, mantengo la calma y el ritmo. En ese momento, Joan se baja y me dice: -?Tengo una buena noticia, vamos con la rueda trasera derecha pinchada. Ha pillado un clavo y va perdiendo aire, pero tu tranquilo.? Casi me da algo, quedarme sin coche de apoyo con lo que quedaba y a 35 grados era el fin, me deshidrataría entre otras cosas.

Tal y como habíamos planeado, en el km 50 tocaba parada técnica obligatoria, fuera como fuera. Así lo hice y acertamos. Me senté en el maletero a la sombra y con el picnic preparado. Tortilla de patatas, coca-cola fría, sandía,? no faltaba detalle y aparte, Eli y Judith, me hacían masaje con hielo en las piernas. Joan había hecho una tortilla deliciosa, igual que las comidas y cenas de los otros días. Parada lista y unos 5 o 6 minutos de reseteado que me fueron muy bien. Quedaban 34km, lo tenía muy cerca. El cambio de pista por asfalto me dio alas, el sube baja con ese terreno me iba muy bien, el ritmo seguía siendo el mismo y antes de la 3ª media maratón, me coloco 5º. Pero al igual que los dos días anteriores, continuaron los problemas. El pinchazo iba a más y el neumático empezaba a sufrir, aunque no me lo transmitieron en ningún momento, mi equipo estaba nervioso y preocupado. Avisaron a la organización del problema y por suerte, al adelantar a otro atleta, se les ocurrió pedirle una mancha de bici. Fue muy duro, tenían que parar cada 10-15 minutos para hinchar la rueda, no podían perder más tiempo, quedaba poco y tenían que seguir a mi lado.

Km 80, ya veo el pueblo, todo bajada y llano, que en un principio debería de alegrarme pero no, las bajadas me suponen un sobreesfuerzo y dolor para los cuádriceps. Me cuesta coger el ritmo en cada cambio de desnivel, quedan 3 km y las risas con los de mi equipo empezaron a ir a más. Habían hecho un grandísimo trabajo y yo una buenísima carrera, tocaba disfrutarlo. Paso el km 84 y voy volando pero no llega la meta, 400 mts y sigo sin verla. Las piernas ya no me daban y daba la sensación que estaban moviendo la línea de llegada! Entro en un parque y por fin veo las banderas, el arco y a mi equipo esperando. El speaker, Steve, se alegra al verme y me deja por las nubes con sus palabras, disfruté mucha esa entrada en meta. La sensación era increíble, no me creía lo que acababa de conseguir, era Finisher del Ultraman y encima casi con podio!! Menos de un minuto para lograrlo, entré 5º con un tiempo de 8:14 y de la general también 5º y 4º hombre con 25h32m12s. Tenía plaza para Kona y ya me preguntaban si iba a ir, dije que de momento no.

Lunes 4 de Agosto (Stage 3. 84,3 km Run)
Domingo 3 de Agosto (Stage 2. 275Km Bike)

Domingo 3 de Agosto (Stage 2. 275Km Bike)

Después de la emoción del primer día y la alegría del buen resultado, tocaba pensar en el segundo, solo bici. Desayuno ligero, últimos consejos y preparativos de equipo y para la salida.

El haber hecho una gran etapa el día anterior, se notaba, los demás corredores de delante me miraban en la salida como diciendo a ver qué haría hoy, como iría en bici.

Cuenta atrás y bocinazo de salida. Se va muy rápido, en cuestión de 10km ya voy el 12º pero ni me preocupa porque la etapa es muy larga y la subida empieza a partir del km 100, ahí es donde había planteado empezar a aumentar ritmo y probarme. Pero los repechos dan respeto y antes de lo previsto ya me veo en las primeras posiciones, en el km 70 voy 3º.

Los paisajes son increíbles, las piernas van a la perfección, me siento bien y fuerte pero el cambio vuelve a dar problemas. Intento que no me descentre y voy disfrutando lo que puedo, aumento mi tiempo a los que me van siguiendo y recorto con los de delante, pero demasiado bonito para ser verdad. De golpe, en el km170, oigo ese ruido que tanto odiamos los ciclistas.. había pinchado, rajado el tubular literalmente y ni líquido ni nada, menos mal que el coche estaba cerca. Entre el tiempo perdido por la parada anterior para apretar el porta bidón y el del pinchazo, me adelantan el 4º y el 5º y eso, como más tarde me comentaron ellos mismos, les dió alas. Cambiamos tubular, aprovecho para cambiar también bidones y comer, retomamos la marcha y a volver a centrarnos. Las piernas siguen respondiendo bien y me lanzo a la caza del tercer puesto. En el km 200, vuelvo a ir 3º pero ya no los pierdo y me van manteniendo la distancia visual y eso al que persigue le da fuerza.

Llegamos a Princeton que era donde acababa la segunda etapa, pero antes había que hacer un bucle de 60 km, 30 km de ida y vuelta. La ida se hizo eterna, seguía subiendo y las piernas ya empezaban a quejarse. El giro de vuelta estaba al final de un lago, me daba la sensación de que lo habían escondido, no llegaba ese momento me notaba flojo. Eso lo aprovechó Ibon, que poco después de dar el ansiado giro, me pasó en un terreno más favorable para ella. Al que se convertiría en mi rival directo por la tercera plaza, Adrian, conseguí aumentar la distancia y dejarla en casi 20 minutos.

Stage 2 finiquitado con un tiempo de 9:04:16 y 4º de la etapa, ascendí al 5º puesto en la general. Muy contento por el rendimiento y el trabajo de mi equipo. Quedaba el tercer y último día para convertirme en finisher y quién sabe si conseguir pódium.

Sábado 2 de Agosto (Stage 1. 10km Swim + 145km Bike)

Por fin llegó la hora! No podía ni desayunar de los nervios! Era el primer día y el que más se madrugaba para poder hacer la ceremonia de apertura. A las 5.30h ya estábamos en el lago. A las 6.15 con el neopreno enfundado, todos los atletas formábamos un círculo cogidos de las manos y una preciosa voz, cantaba el himno Canadiense a Capela. Los pelos de punta por las sensaciones de ese momento y los ojos cerrados buscando ya esa concentración, visualizando los 10 km de swim que suponían para mi uno de los mayores retos de esta prueba.

Las 6.30, cuenta atrás y bocinazo de salida!! Tomo contacto con Eli que ya me estaba esperando para guiarme con el kayak y cojo un ritmo cómodo. Los metros van pasando rápido, sin darme cuenta paso por el primer 3.000 y voy muy bien colocado, Eli ha cogido una buena referencia y vamos bastante rectos para intentar no nadar metros de más. En el 4.000 empiezan mis problemas con el hombro derecho, empiezo a notar un pinchazo cada vez que hago la brazada. Cambio el lado de respiración y parece que se alivia un poco. Seguimos avanzando y el dolor va en aumento, tanto que he de ir parando. Intento que mi mente esté distraída y no piense en el dolor, he de compensar dando más pies porque me noto que hago menos fuerza con el brazo derecho y me desvío, Eli me va animando y avisando de todo. Por fin llegamos a la primera boya y el garmin me marca 8.500 mts, llevamos 500 de más porque en teoría era el punto de 8.00 pero hay que seguir. Faltaba otra boya y giro hacia la meta de la primera parte. Esa fue la parte más dura de todo el Ultraman, notaba el hombro como si se me fuera a salir, el dolor era horrible y no llegaba la boya, fueron 1.000 mts muy duros y de mucho sufrimiento pero llegó la boya. El Noruego me estaba cogiendo y Eli me grita: -Aprieta que te coge el Vikingo! A lo que yo contesté: -Sino puedo ni nadar, como voy a apretar!.. Pues lo hice. Conseguí salir del agua delante de él y con un tiempo peor de lo esperado, 3:14h, pero me daba igual, estaba fuera del agua con la primera parte en el bolsillo. Salgo del agua y ya me esperaban Joan y Judith con todo preparado. La transición me la tomo con calma, estuve unos 5 minutos y me costó perder una posición, el Noruego hizo una de las transiciones más rápidas de la Historia.

Los primeros 10km de la bici, los recordaré siempre. Fueron muy raros, era como si no estuviera, como cuando estás viendo la tele y se va la voz, solo imagen. A partir de ahí, empiezo a volver y a coger ritmo. El cambio ya me daba problemas, el terreno era favorable y se podía ir rápido pero no daba con el piñón que me permitiera ir cómodo, me saltaba o se quedaba haciendo un ?clack clack? que te descentraba. Por lo demás, iba muy bien y las piernas respondían a la perfección, aún así llevaba un ritmo conservador, quedaba mucho.

Del km 90 al 110 se giró el tiempo y parecía que iba a caer el diluvio universal. El viento empezó a soplar con mucha fuerza y costaba pasar de los 20kmh, ni en bajada podías ir rápido. Luego el cambio de dirección, nos fue favorable y dejamos atrás tanto viento.

Los últimos 35km fueron los peores, había mucha subida y la cadena me iba saltando, en pleno esfuerzo me bajaba dos piñones de golpe y me destrozaba a nivel muscular. En una de las subidas llegué a bajarme y mirar si tenía la rueda frenada pero no era así, ya iba tocado. Fue una lástima porque en 10 km perdí unos 10 minutos muy valiosos.

Al fin visualizo la llegada, cruzo meta en 8:13:41 y 6º en la clasificación. Un fantástico debut, mucho mejor de lo esperado. Stage 1 Finish! Piscina de Hielo, masaje y para el hotel a descansar. Mi equipo me cuida muchísimo, ni poner la mesa me dejan.

Antes de la cena, la prioridad era dejar la bici, no podíamos tener tantos problemas mecánicos para una etapa tan larga, podía quedarme fuera de carrera. En principio se solucionó bastante bien, había que esperar y ser positivos.

Sábado 2 de Agosto (Stage 1. 10km Swim + 145km Bike)
Viernes 1 de Agosto

Viernes 1 de Agosto

El desayuno de presentación de atletas y breafing de swim. Aún sigo alucinando con los CV que llegué a escuchar, al lado de ellos me sentí un principiante! Nos hicieron entrar en el comedor detrás de una gaitera y nos iban anunciando uno a uno. Durante el desayuno, iban presentando a cada uno de nosotros y te tenías que poner de pié para que todos te vieran, fue muy chulo. Después al final, foto de grupo. Primero solo los atletas y luego también con nuestro ?Crew?, había muy buen rollo y pude empezar a hablar con otros competidores/as.

Por la tarde noche, después de prepararlo todo, nos pegamos una buena cena y antes de dormir, una última charla de equipo. Estaban haciendo ya un gran trabajo y estaban igual de nerviosos que yo, sobretodo porque la bici presentaba los primeros problemas antes de empezar.

El gran momento estaba a unas horas..

Jueves 31 de Julio

El día del Breafing. Primer contacto con los otros atletas y toda la información de lo que nos esperaba en la parte de ciclismo y running. Se notaban los nervios y las miradas entre atletas eran continuas. El ambiente muy familiar y respetuoso, me gustó. Mi equipo estuvo tomando notas y hablando las primeras estrategias de avituallamiento y demás.
Jueves 31 de Julio
Miércoles 30 de julio

Miércoles 30 de julio

Ya instalados en Penticton, mi equipo formado por Joan Benach, Eli Cuello, Judith Lluent y un servidor, nos dirigimos a realizar el registro y recoger el material, dorsales, revisión de la bici, etc.. era nuestro primer contacto con la organización y con el ambiente que se veía muy cercano y familiar.

Dorsal 213, camisetas, neveras, manta, mapas,? no faltaba detalle! Tocaba preparar dorsales y revisar tranquilamente por si faltaba algo. Llegamos al hotel, cogí uno de los dorsales y me tumbé en la cama mirándolo, ya era una realidad, estaba en Canadá con mi dorsal de Ultraman en las manos.